La derivación a Mediación en los casos de familia, será obligatoria en el País Vasco

mediacion es justicia ley familiaLa nueva Ley foral del País Vasco nº 7/2015, de relaciones familiares, ha introducido en su artículo 6.2 la obligatoriedad de la asistencia a la sesión informativa de mediación.

Este es el texto: “una vez iniciado el proceso, el juez, a iniciativa propia o a petición de una de las partes, y a los efectos de facilitar un acuerdo entre éstas, podrá derivarlas con carácter obligatorio a una sesión informativa de mediación intrajudicial a fin de que sean informadas sobre dichas medidas, su funcionamiento y beneficios. En dicha sesión las partes podrán comunicar al mediador su decisión de continuar o no el proceso de mediación”.

Es un interesante avance en la implantación de la mediación que nos complace anunciar a nuestros lectores.

Humanizar el ejercicio del derecho es preocuparse por el lado emocional y humano de la ley y del proceso legal.

scale

Entrevista al juez David Wexler, máximo representante de la Justicia Terapéutica.

Lamentablemente está de actualidad el brote que este verano ha experimentado la violencia de género en España. De nuevo se alzan las voces que piden nuevas reformas legales que endurezcan unas penas que en muchas ocasiones no se cumplen porque los agresores se suicidan en una dinámica criminal que no atiende a razones lógicas y para la que no cuenta el efecto ejemplificador de las duras sanciones penales.

Desde ámbitos especializados de la psicología y la psiquiatría se viene insistiendo en la importancia de que se adopten medidas preventivas adecuadas. Entre ellas se destaca en el derecho comparado la denominada “justicia restaurativa de familia”, que introduce elementos preventivos para la gestión de los conflictos de pareja propiciando intervenciones tempranas con técnicas mixtas de carácter legal y terapéutico para buscar salidas razonables, e incluso médicas (y psicológicas), y evitar que se produzcan las escaladas del conflicto intrafamiliar que conducen muchas veces a la locura y a la violencia aniquiladora.
A ningún criminal maltratador le ha frenado la perspectiva de una condena penal más severa, puesto que generalmente está inmerso en un proceso mental del que no sabe salir más que con la violencia y la muerte. Incluso aceptando la propia aniquilación y la de sus propios hijos.
Por esto es noticia de enorme importancia la inauguración el día 3 de septiembre en Auckland (Nueva Zelanda), el congreso mundial de “Jurisprudencia Terapéutica”, movimiento internacional que impulsa una verdadera revolución de la justicia apelando más a la forma de aplicar el derecho por los jueces que a la necesidad de imponer legalmente determinadas reglas procesales.
La mediación entra de lleno en esta corriente que tuvo sus primeras manifestaciones en la creación de los “Juzgados de Adicciones” en Nueva York, Monterrey (México) o Santiago de Chile, en los que se pone el énfasis en la actuación conjunta de la acción de los tribunales y las intervenciones terapéuticas con personas que han delinquido y que padecen adicción a las drogas o enfermedades mentales. La eficacia de la llamada “Therapeutic Jurisprudence” en inglés, que en español se ha traducido con la utilización del término “Justicia Tereapéutica”, arroja unos resultados muy satisfactorios en cuanto a la eficacia de la reinserción de las personas, la atención a los derechos de las víctimas y, lo que es singularmente importante, el menor coste económico que resulta si se compara con los gastos que generan unos procesos judiciales que no inciden en la solución de los problemas.
No es desconocida en España esta corriente de la filosofía del derecho, en la que ha sido pionero el presidente de la Audiencia de san Sebastián Iñaki Subijana con su trabajo sobre la Justicia Terapéutica en el enjuiciamiento penal y la experiencia en dicho tribunal en este campo. Incluso desde la Universidad de Vigo se está impulsando una línea de investigación en este terreno por las doctoras Fariña, (desde la psicología) y Esther Pillado (desde el derecho procesal).
La facultad de derecho de la Universidad Pompeu y Fabra por medio de quien ha sido su decano, el doctor Ferrer Riba ha invitado a impartir un seminario a uno de los máximos representantes de esta corriente, el juez David Wexler y profesor de la Universidad de Texas (USA), que fue presentado en el Centro de Estudios Jurídicos de la Generalitat de Cataluña por la magistrada decana de Narcelona, Mercedes Caso.
El equipo de redacción de GEMME ha considerado que no se podía pasar por alto la presencia de este profesor en España, y hemos podido conseguir de él una entrevista.

Doctor Wexler, usted ha dicho que humanizar la ley, preocupándose del lado psicológico, emocional y humano de las personas que intervienen en el caso, con una actitud diferente en el proceso legal, supone un salto cualitativo en la acción de la justicia. Nuestra primera pregunta es si es necesario para ello un cambio legislativo que imponga otro modo de hacer a los operadores jurídicos.

No es necesario en absoluto. La “Therapeutic Jurisprudence” (TJ en adelante) es muy modesta en sus pretensiones, únicamente pretendemos que los jueces trabajen de otra forma con los mismos instrumentos legales y procesales.

Usted ha definido la TJ como el estudio del papel de la ley como agente terapéutico, con lo que el papel de la justicia no sería el que se ha entendido tradicionalmente, de “restaurar el orden” o “dar a cada uno lo suyo”, sino más bien el de contribuir a la salud mental de los ciudadanos. ¿Es así?

Pues sí, es así en el sentido de que la TJ es un componente importante adicional. La meta terapéutica es muy importante pero no elimina en absoluto las demás metas jurídicas, ni tampoco menoscaba el principio de debido proceso que marca la ley para el enjuiciamiento de los delitos.

En los estudios sobre TJ se pone especial énfasis en la necesidad de modificar la actitud de los juristas, fundamentalmente de abogados y jueces, en el trato personal a los ciudadanos. ¿No cree que esto necesitaría un cambio radical en la formación y preparación profesional de estos agentes de la ley?

Necesita un cambio pero no un cambio radical. Como dije arriba, la TJ es algo adicional. Hay recursos sencillos sobre el uso judicial de la equidad procesal y otras técnicas sencillas que pueden facilitar el uso de TJ en la vida profesional de la rama judicial. Por ejemplo, el Blog Therapeutic Jusiprudence in the Mainstream disponible en internet en el que hemos trabajado lo explica con detalle (ir al blog)

¿Cuál fue el origen de la corriente de pensamiento jurídico de la TJ?

Yo era especialista en el área de derecho relacionado a los pacientes con trastornos mentales, y me interesaba, por ejemplo, el proceso de la reclusión en las cárceles. La ley sobre salud mental quiere expresamente ayudar a los pacientes pero me di cuenta de que, en varios aspectos, la ley no ayudó nada y a veces produjo daños. Me di cuenta, en otras palabras, que la ley en si funcionaba como agente no terapéutico o, dicho con más claridad, anti-terapéutico, nos guste o no nos guste, y por eso, sería importante que nos enfocáramos en la práctica del derecho en estudiar las consecuencias de la ley y en cómo se puede mejorar la misma, pero sobre todo en su aplicación e implantación. Esto fue el origen de TJ

¿Qué grado de implantación tiene la TJ en EEUU?

Mucho en el área de los tribunales en las intervenciones previas para la resolución de problemas, como en los juzgados que tienen a su cargo los juicios en los que hay personas que sufren de adicción o de problemas de salud mental. Ahora estamos trabajando para expandir el ámbito de TJ al sistema general, especialmente en el área penal.

¿Han encontrado eco sus propuestas en los juristas europeos?

Está empezando en Europa y más allá. Hay juristas trabajando en estos temas en Reino Unido, en Suecia, en Holanda, en Bélgica, por ejemplo, y algunos profesores de derecho en Francia con mucho interés.

¿Cuáles son sus próximos retos?

Nos proponemos impulsar un proyecto internacional e interdisciplinar para promocionar la TJ en el sistema jurídico   general, especialmente en el ámbito de penal y de menores. He escrito sobre este tema y hay un resumen en el Blog, http://www.mainstreamtj.wordpress.com

¿Ha percibido interés en España por la TJ?

Efectivamente, a nivel de la academia hoy se están peguntando muchos autores sobre los límites del derecho y su función en la sociedad. He encontrado un gran interés por la introducción de la mediación en el ámbito de los tribunales, lo que es un paso muy importante en esta dirección, y es muy interesante la labor que se está realizando desde la Asociación Iberoamericana de Justicia Terapéutica, con su web:  donde el protagonismo español se ha puesto de relieve en el último congreso celebrado en Puebla (México).

Muchas gracias profesor, y esperamos poder verle pronto de nuevo en España.

Nueva Reforma en el Código de Procedimiento Civil francés que fomenta la mediación

Mediacion en EuropaLeo esta mañana que el Código de Procedimiento civil francés (art. 56) se reforma mediante el Decreto 2015-282 de 11 de marzo e introduce una previsión muy interesante: obliga al demandante, bajo sanción de nulidad, a indicar en la demanda las diligencias llevadas a cabo para tratar de conseguir una resolución amigable de la controversia, salvo que justifique un motivo legítimo por razón de urgencia o de lo que se sea objeto del litigio, en particular si afecta al orden público.

Es una previsión legal que tiende a introducir sistemas previos a la demanda judicial, voluntarios porque no se dice qué ni ante quien, sino como las partes quieran, pero en todo caso forzados como paso previo a acudir a los Tribunales.

Es otra forma menos directiva que la utilizada por el legislador italiano que impuso la mediación previa obligatoria en determinados asuntos, pero con la misma finalidad: forzar a los ciudadanos a intentar una vía positiva de construcción de acuerdos que termine con las diferencias entre ellos, que ponga fin a la controversia, sin necesidad de utilizar el sistema de Justicia.

Esta reforma legislativa francesa se alinea con las conclusiones del informe elaborado para el Parlamento Europeo sobre la implementación de la mediación en los distintos países de la Unión Europea .

Ciertamente que quien presenta la demanda deba justificar si ha acudido antes a mediación o ha intentado otros medios de solución de la controversia con la parte contraria, determinará cuando menos que estos sistemas se utilicen previamente al proceso. Y de esa imposición generalizada se determinan al menos dos consecuencias: que empezarán a ser procesos de utilización normal por los abogados y que muchos de los conflictos ya no llegarán a los Tribunales porque se habrán desactivdado previamente.

Si además esa actuación previa se sujeta a un efectivo control de los Tribunales podrá evitarse que se constituya en un mero trámite.

Posiblemente resulte un sistema más efectivo de cara a la solución amigable de los conflictos que la simple indicación del Juez español (art. 414.1 LEC) de que acudan a una sesión informativa sobre mediación una vez el proceso judicial ya está instaurado, que no está dando el resultado deseado, pues las partes y sus defensas ya están muy posicionadas, acuden un poco forzadas por el Juez pero sin voluntad real de solucionar la controversia de forma negociada.

Quizá sea un sistema que nuestro legislador, ahora que está en trámite la modificación de la Ley de Enjuiciamiento civil, debiera valorar.

Raquel Alastruey
17 de marzo de 2015

La Audiencia Provincial de Madrid fomentará la mediación penal con un nuevo proyecto que arranca en abril

unnamedEl presidente de la Audiencia Provincial de Madrid, Eduardo de Porres, ha presentado un proyecto de justicia restaurativa que se pondrá en marcha a principios de abril en cuatro de las secciones del tribunal madrileño, con el objeto de impulsar la mediación penal y la justicia de reparación del daño a las víctimas y perjudicados sin necesidad de llegar a juicio.

Según se recoge en el protocolo de implementación del proyecto, un equipo formado inicialmente por diez mediadores de la Fundación Signum iniciará su trabajo en una oficina habilitada para ello en el mismo edificio.

Está previsto que el proyecto de mediación se desarrolle inicialmente durante un año y se aplique en los casos con más posibilidades de éxito, que son los delitos económicos (estafas y apropiaciones indebidas) y el delito de lesiones con deformidad. No obstante, también se contempla la posibilidad de abrir esta opción procesal a otros supuestos penales.

La experiencia se pondrá en marcha en cuatro de las quince secciones penales del tribunal madrileño; en concreto serán las secciones 7ª, 15ª, 17ª y 29ª las que inicien el programa. La Presidencia del Tribunal prevé que se trabajará sobre una estimación de entre 100 y 120 asuntos. Los impulsores del proyecto esperan obtener conclusiones significativas y relevantes, ya que el número de expedientes es importante, así como su trascendencia en material penal.

El proyecto de mediación penal en la Audiencia Provincial de Madrid comenzó a gestarse hace más de un año. Esta ambiciosa iniciativa se ha visto respaldada en su gestación por el CGPJ, con la responsable del Servicio de Mediación y miembro de GEMME, Ana María Carrascosa al frente; por la Fiscalía de la Audiencia madrileña, y por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

La mediación penal ya se aplica con éxito en el País Vasco y Cataluña y, aunque en los juzgados de instrucción y de lo Penal de la capital también se ha puesto en práctica, principalmente a instancias de la Fiscalía, no se ha hecho con el empuje que esta eficaz herramienta procesal requiere.

Todos los participantes, ponentes y asistentes, coincidieron, con carácter general y a modo de conclusión, en la necesidad de incorporar de forma paulatina la mediación penal en las administración de justicia madrileña, venciendo las resistencias lógicas a que debe hacer frente todo proceder novedoso y articulando una “cultura de la mediación” que suponga un avance para profesionales y ciudadanos.

Por ejemplo, la magistrada del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid y miembro de GEMME, Rosa Freire, quien ha tutelado numerosos acuerdos de mediación, apostó decididamente por esta figura para facilitar “un cambio de mirada” de la administración de justicia y destacó los elevados índices de satisfacción de los usuarios del servicio, así como el importante número de acuerdos alcanzados, que se estima entre un setenta y un ochenta por ciento del total.

Impulsando la justicia restaurativa en el orden penal

Mediacion Penal Justicia RestaurativaGEMME ESPAÑA pondrá en marcha un proyecto de “Workshop en Mediación Penal” por partidos judiciales para potenciar el conocimiento e implantación de la justicia restaurativa a través de la técnica de la mediación penal.

Se trata de un modelo creado por Iñaki Subijana, ya puesto marcha en mayo de 2014 en el País Vasco y que ahora se pretende extender a todos los territorios. Iñaki Subijana es Presidente de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa y Coordinador de la Sección Territorial GEMME País Vasco,.

La inserción de la mediación como técnica de la Justicia Restaurativa precisa que sean los jueces y magistrados –con los aportes procedentes del resto de operadores jurídicos- quienes, como integrantes del sistema institucional de Justicia, lideren este nuevo paradigma de Justicia que, de forma esquemática, descansa en cuatro principios:

  1. la creación de un espacio de comunicación confidencial entre las víctimas y los acusados facilitado por un tercero neutral;
  2. la reparación del daño injusto sufrido por la víctima;
  3. la responsabilización del causante del mismo; y
  4. la articulación de una respuesta pública que reafirma la vigencia de la norma como instrumento útil para la protección de los bienes jurídicos fundamentales para una convivencia social.

Con el proyecto se pretende llevar el know-how de la mediación penal a los diferentes partidos judiciales. El objetivo es involucrar a toda la organización judicial. Por ello, los destinatarios del seminario serán los jueces, fiscales, secretarios judiciales, funcionarios (con un máximo de cinco), abogados (con un máximo de cinco) e integrantes del servicio de mediación.

Esta experiencia, hasta ahora se ha llevado a cabo en la provincia de Gipuzkoa, con seis partidos judiciales que engloban a una población que supera los 700.000 habitantes. En todos ellos se ha cubierto la cifra de 25 asistentes, comunicando, en todos los casos, a personas procedentes del mundo de la abogacía que no era posible cumplir su petición de asistencia al haberse cubierto el cupo de cinco (que, en el caso de San Sebastián, se extendió a diez). En el plano judicial, acudieron una media del 50% de los jueces, el 50% de los secretarios judiciales, la totalidad de los funcionarios previstos en el cupo.

Diseño de incentivos para involucrar a los abogados en el sistema de conciliación.

Mediacion es Justicia Abogacia ColaborativaCon motivo de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos celebrada a finales de 2014, la Doctora en Derecho Maria Gracia Morales Fernández nos hace llegar el documento que refleja los aspectos generales de la asesoría realizada sobre un modelo de incentivos para involucrar a los abogados en el sistema de conciliación peruano.

Documento que compartimos con la intención de que esta experiencia sirva de referencia y modelo.

Descargar PDF.

Datos estadísticos de Mediación Familiar Intrajudicial en Málaga

Nos llega una nota informativa con información estadística sobre la actividad de Mediación Familiar Intrajudicial en Málaga, de la que nos hacemos eco por su interés.

El Servicio de Mediación Familiar Intrajudicial de los Juzgados de Familia de Málaga ha intervenido durante 2014 en 329 casos, ofreciendo a las partes realizar una sesión informativa sobre la mediación, sus características y las ventajas que presenta respecto al proceso judicial.

En 231 casos han asistido ambas partes a la sesión informativa (SI) y de ellos 142 parejas han decidido acudir a un mediador, alcanzándose acuerdos en 42 de los asuntos derivados a mediación.

En comparación a años anteriores se constata un mantenimiento de los casos en los que se ha ofrecido la mediación a las partes, en la asistencia a la sesión informativa (SI) y en los acuerdos alcanzados. Se ha estabilizado el número de asuntos en los que las partes acuden a los mediadores tras la sesión informativa, lo cual se comprueba en la tabla que se incluye seguidamente y que se refiere a los Datos Estadísticos de Mediación Familiar Intrajudicial de los Juzgados de Familia de Málaga.

Juzgados de 1ª Instancia (Familia) 2010 2011 2012 2013 2014
Citados a sesión informativa 202 240 284 359 329
No acuden 51 58 54 86 98
Acuden 151 182 246 273 231
Derivados a Mediación 92 103 120 117 142
Finalizados con acuerdo en mediación 32 30 35 52 42
En trámite al final del año 10 15 20 24 18

Finalmente en el siguiente cuadro y referido al Juzgado de Familia nº 5 se constata cómo, en aquellos casos en los que las partes han decidido no acudir al servicio de mediación o habiendo acudido no han alcanzado acuerdo, hay en el proceso judicial un elevado porcentaje de acuerdos totales (51%) o acuerdos parciales (10 %), lo que demuestra que la información que se recibe sobre la mediación o la intervención de los mediadores favorece siempre posibles acuerdos en los procesos contenciosos de familia.

Datos Estadisticos Juzgados de Malaga

El Servicio de Mediación familiar Intrajudicial de los Juzgados de Familia de Málaga es prestado de forma gratuita a los ciudadanos por los Equipos Técnicos de los Juzgados de Familia de Málaga y las Asociaciones de mediadores Solucion@, Mediamos, COF, Internos, Iter e Intermedia.

Enlace de Interés

El Libro Mediación es Justicia fue entregado al Presidente del CGPJ

Mediacion es Justicia Lourdes Arastey Presendenta de Gemme y Carlos Lesmes Presidente del CGPJEl pasado 15 de enero, la presidenta de GEMME y Magistrada de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, Maria Lourdes Arastey Sahún hizo entrega del Libro de Mediación es Justicia al Presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

Durante el encuentro, al que también asistió la tesorera de GEMME, la abogada y mediadora Silvia Hinojal, los participantes tuvieron ocasión de departir en torno a la actual situación de la mediación intrajudicial.

Las representantes de GEMME España aprovecharon la oportunidad de solicitar al Presidente del CGPJ que asumiera el liderazgo de la coordinación de las Administraciones con competencias en Justicia para instaurar servicios de mediación en el seno de los órganos judiciales. El Presidente ofreció su apoyo y disponibilidad.

El Libro Mediación es Justicia, recientemente publicado, es fruto del III Simposio Tribunales y Mediación celebrado en septiembre de 2013 en Madrid. Tal y como asegura en las páginas de introducción la propia María Lourdes Arastey: “Si echamos la vista atrás, podremos comprobar cómo la mediación ha dejado de ser en nuestro país una gran desconocida en un breve lapso de tiempo. El cambio de paradigma sobre la función del Derecho y la Justicia parece no tener ya retorno. No se trata ya de resolver los litigios, sino de mantener y restaurar las relaciones buscando una salida positiva a los conflictos. En ello estamos implicados todos.

Libro Mediacion es Justicia

 

Por primera vez, la mediación se impone por ley en el ámbito bancario

Mediacion es Justicia en el ambito bancarioUna modificación del Código de Consumo de Cataluña entra en vigor el 1 de abril de 2015, en virtud de la cual “las partes en conflicto, antes de interponer cualquier reclamación administrativa o demanda judicial, han de acudir a la mediación”. Desde GEMME nos congratulamos por esta iniciativa legal que recoge una de nuestras insistentes demandas para tratar de buscar soluciones adecuadas a las personas ante la situación económica actual: se trata de promover la mediación en el ámbito bancario.

En efecto, el Código de Consumo de Cataluña prevé la mediación entre el deudor y el acreedor hipotecario antes de acudir al litigio judicial. Así, la nueva ley 20/2014 de 29 de diciembre, de modificación de la ley 22/2010 de 20 de julio del Código de Consumo de Cataluña, se dicta para la mejora de la protección de las personas consumidoras en materia de créditos y préstamos hipotecarios, vulnerabilidad económica y relaciones de consumo. Siguiendo  las orientaciones marcadas por diversos proyectos comunitarios, como la Directiva 2014/17/UE, introduce los sistemas extrajudiciales de resolución de conflictos de consumo en materia de crédito o préstamo hipotecario y establece (en su artículo 132.4.3) que “las partes en conflicto, antes de interponer cualquier reclamación administrativa o demanda judicial, han de acudir a la mediación o pueden acordar someterse al arbitraje. Una vez transcurrido el plazo de tres meses desde la notificación del acuerdo de inicio de la mediación sin haber alcanzado un acuerdo satisfactorio, cualquiera de las partes puede acudir a la reclamación administrativa o a la demanda judicial”.

La Junta desmantela el servicio de mediación en los juzgados penales de Málaga

La presidenta de 'Mediamos', junto a uno de los mediadores, en los juzgados de Málaga. FOTO de Jesús Domínguez para EL MUNDO

La presidenta de ‘Mediamos’, junto a uno de los mediadores, en los juzgados de Málaga. FOTO de Jesús Domínguez para EL MUNDO

Nos informa el coordinador de GEMME en Andalucía, José L. Utrera Gutiérrez de una noticia sobre mediación relacionada con la provincia de Málaga.

Según el artículo que nos ha hecho llegar, publicado en el Mundo, la Mediación malagueña atraviesa una difícil tesitura por la decisión de la Junta de Andalucía de sustituir el modelo de colaboración con los tribunales penales por un nuevo sistema, no experimentado, que está implantando sin contar con las principales asociaciones y sin los experimentados mediadores y mediadoras que han estado prestando este servicio de forma voluntaria y desinteresada desde hace varios años.

El problema ha despertado inquietud en el sector y ha trascendido con gran repercusión en la prensa regional, como se destaca en un artículo de la edición andaluza del diario EL MUNDO. Leer el artículo en EL MUNDO.

Pascual Ortuño, Vicepresidente europeo de GEMME, habla sobre Mediación en el Diario de Ibiza

Pascual Ortuño Diario de IbizaEl pasado 28 de diciembre, el Diario de Ibiza publicaba la entrevista realizada a Pascual Ortuño por Laura Riera. Con el título “Los jueces no están politizados“, la entrevista ofrece una interesante visión, la de Pascual Ortuño, magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona y Vicepresidente de GEMME en Europa, que lleva más de una década trabajando por incluir la mediación como método alternativo de resolución de conflictos en el sistema judicial español.

A continuación, recogemos parte de la entrevista.

Los jueces no están politizados

El magistrado Pascual Ortuño afirma que los profesionales de la justicia actúan «con independencia» y que lo que está politizado es el CGPJ

Magistrado de la Sección 12ª de la Audiencia Provincial de Barcelona. La trayectoria profesional de Pascual Ortuño está ligada desde 1997 a la Audiencia Provincial de Barcelona, trabajo que compagina con su lucha por incluir la mediación como método alternativo de resolución de conflictos en el sistema judicial español. El pasado jueves 18 participó en Ibiza en la clausura de un curso sobre mediación civil y mercantil.

¿A qué se debe su interés por la mediación?
Surge a principios de los 80. Los profesionales apreciamos que nuestro método no era útil en todos los casos, sobre todo en los temas de familia como son las separaciones y los divorcios. Con la apertura internacional de España comprobamos que en otros países estos asuntos se solucionaban con medios alternativos al proceso. En 1983 participé en una mesa redonda sobre mediación organizada por psicólogos, donde defendían que su papel no tenía que limitarse solamente a hacer dictámenes, sino que debían ayudar a gestionar la crisis que se había provocado en algunos casos.

¿Y qué beneficios tiene para el sistema judicial?
La mediación se ha introducido en Europa de una forma novedosa, pero con vocación de suplir el gran vacío que existe en la justicia, ya que representa un método alternativo. El mundo anglosajón, que tiene otra forma de ver la justicia y que cuenta con una cultura jurídica diferente, hace años que la aplica y ha conseguido que se reduzcan la intensidad y el número de ocasiones en los que los ciudadanos acuden a los tribunales. En España, igual que en la medicina la opción más rápida es el quirófano, en la justicia es el proceso.

¿La mediación sería una medida para descongestionar la administración de Justicia?
El mensaje de que la mediación tiende a descongestionar la justicia es erróneo. Es una alternativa más, otra vía con carácter previo o preventivo y con una metodología diferente a la controversia judicial, que es un método agresivo y de lucha. La sobrecarga de trabajo no se soluciona con el aumento de jueces, sino con la racionalización de la litigiosidad. Hay una gran cantidad de procesos que no deberían de haber llegado a los tribunales. En muchos conflictos no se necesitan ganadores ni perdedores, sino que hace falta que se recompongan las relaciones.

¿Podría ponerme un ejemplo de conflicto en el que se pueda aplicar la mediación?
Por ejemplo, una empresa que suministra materias primas a otra, que es la fabricante, tiene un problema financiero. Cuando el suministrador tiene un crédito y el fabricante le debe dinero hay dos vías: acudir a un tribunal y exigir el dinero a la fuerza u optar por medios alternativos. Por la vía de la fuerza, lo que puede ocurrir es que el fabricante no pueda hacerle frente al pago. Entonces, entrará en concurso de acreedores lo que provocará probablemente la destrucción de la empresa, con lo que el acreedor tampoco llegará a cobrar toda la deuda. En cambio, si hubieran hablado antes podrían haber llegado a un acuerdo para aplazar la deuda, por ejemplo, y establecer unas garantías determinadas.

La mediación también podría ser útil para evitar los desahucios de aquellos que no pueden afrontar el pago de una hipoteca.
Exacto. En la mayoría de casos el problema es que la persona que firmó una hipoteca con un banco se ha quedado en paro, no que no quiera pagar. El caso paradigmático se da en México, donde desde hace unos 4 ó 5 años hay una norma que obliga a las entidades financieras a realizar una mediación antes de acudir al juzgado. Esto ha significado una reducción drástica de las ejecuciones. No obstante, la mediación tampoco es la panacea. Yo soy juez y me dedico a todo lo contrario, pero soy consciente de que nuestro sistema carece de mecanismos de negociación profesional y estamos sirviendo a una maquinaria que a veces produce resultados muy injustos para las personas.

¿Por qué esta opción aún no ha calado entre la ciudadanía a pesar de sus beneficios?
La mediación supone un cambio cultural y metodológico para los profesionales. Igual que en la medicina la operación con láser no se introdujo de un día para otro porque la gente desconfiaba de esta opción, con los jueces y abogados ocurre lo mismo. También hacen falta más especialistas. Ibiza fue pionera en mediación en España porque hubo profesionales que apostaron por ella en el ámbito familiar [en referencia a la Asociación para el Desarrollo de la Mediación Familiar de Balears]. Además, hace muy poco se presentó en Fitur la primera experiencia piloto de mediación en conflictos turísticos. En lugares como Ibiza, donde el sector servicios es tan importante, los conflictos entre hoteleros, restauradores, mayoristas o agencias de viaje podrían solucionarse sin recurrir a la justicia.

Leer la entrevista completa.

La mediación: su utilidad y proyección futura

Joaquín Herrera Puentes

Joaquín Herrera Puentes

Artículo de opinión por Pedro Joaquín Herrera Puentes, Viceconsejero de Justicia del Gobierno de Canarias y Magistrado en situación de Servicios Especiales. 

El diálogo y la comunicación, que fluyen como consecuencia de la aplicación de la mediación, contribuyen abiertamente a la pacificación del conflicto. Se alcance o no el acuerdo, se llegue o no al total entendimiento, lo cierto es que utilizando esta vía se aumenta exponencialmente la probabilidad de que desaparezcan los sentimientos negativos y que en su lugar afloren otros positivos y constructivos. Un buen acuerdo, fruto de un fluido intercambio de pareceres, siempre va a ser mejor que una decisión impuesta. No obstante, aunque no se logre el acuerdo perseguido, quedará en muchos casos la “semilla” de la correspondencia mutua, de haber sido capaz de escuchar y de haber tenido la oportunidad de ser escuchado.

La cultura de la mediación tiende a evitar la percepción errónea de la realidad de los conflictos interpersonales, caracterizados por un alto grado de emotividad, o las puntuales diferencias de intereses entre personas. Y además, puede ayudar a sanar o paliar heridas y a contribuir en la difícil labor de la asunción de responsabilidades.

En el ámbito familiar ha mostrado su utilidad, sobre todo en aquellas cuestiones que repercuten y afectan a los descendientes menores. Sabido es que en ocasiones resulta complicado lograr que las relaciones dentro de la unidad familiar resulten satisfactorias. Así, cuando se produce el cese de la convivencia y los integrantes de la pareja optan por vivir separados, es mejor que sean ellos quienes busquen una solución consensuada y mutuamente aceptada que les ayude a regular con armonía y solvencia las consecuencias derivadas de esa nueva situación. Esta solución se puede conseguir a través de la mediación evitando los efectos negativos del enfrentamiento judicial y especialmente el coste emocional que estos conllevan.

La mediación no es solo válida para el ámbito referido, sino que se puede proyectar en otros muchos, -educativo, mercantil, patrimonial, sociocomunitario, penal y, con matizaciones en el ámbito de la relación administración y administrado-, y convivir con el proceso judicial.

Los conflictos patrimoniales, económicos o empresariales, en general en los que las diferencias jurídicas o fácticas son accesorias a otros componentes más emocionales y relevantes, pueden encontrar mejor acomodo en la mediación que en la vía judicial. Hay problemas vinculados a empresas familiares o al derecho de sucesiones en los que la decisión tomada por un Tribunal no suele ayudar a solucionarlos, por muy estructurada y armada jurídicamente que esté. Si bien, la reapertura de la comunicación entre los interesados sí que puede tener mayor utilidad y eficacia práctica.

En el ámbito penal, la mediación también tiene su hueco y es adecuada para la delimitación del plan a seguir para la reparación de quien ha sido víctima de un delito. Reparación que no debe limitarse a lo material sino que también cabe extender a los daños morales y, por supuesto, dentro de ese plan siempre tendrá cabida cualquier medida que complemente o excluya lo anterior y sirva para transmitir tranquilidad y paz a la víctima.

Cierto es que todavía queda mucho por hacer y, por tal motivo, se ha de prestar una atención especial a la proyección social de la mediación, -divulgación y difusión-,y por supuesto a la formación inicial y continua del mediador.

El estatuto del mediador que establece la Ley 5/2012, de 5 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, determina los requisitos que deben cumplir los mediadores en cuanto a la titulación, formación específica y aseguramiento de la responsabilidad. Determinados aspectos de esta Ley se han desarrollado por Real Decreto 980/2013, de 13 de diciembre, para incrementar la seguridad jurídica y confianza de los ciudadanos

La regulación estatal, unida a la experiencia acumulada por los procedimientos de mediación desarrollados en distintas Comunidades Autónomas, en la nuestra en el ámbito familiar, al amparo de la Ley 15/2003, de 8 de abril, de la Mediación Familiar y su Reglamento aprobado por Decreto 144/2007, de 24 de mayo, requiere adaptar la normativa en varios aspectos:
1.- Concretar aspectos de la formación específica necesaria parar ejercer la actividad de mediación, dentro de una concepción abierta, estructurando los contenidos generales y especializados de la formación y su acreditación.

2.- Renovar nuestro Registro de Mediadores Familiares transformándolo en un Registro de Mediadores e Instituciones de Mediación que incorpore como una especialidad la mediación familiar, así como otras especialidades, entre las que cabe incluir a la civil, la mercantil, la penal y las conectadas con otras materias que pudieran ser objeto de procedimientos judiciales o estuviesen conectados con actuaciones concretas de la Administración de Justicia. La inscripción en el Registro debe ser voluntaria, pero tiene su importancia y relevancia, en cuanto permitirá, al menos en nuestra Comunidad Autónoma, acreditar la condición de mediador y será requisito para la participación en proyectos públicos de mediación y designaciones de mediador cuando lo soliciten los ciudadanos ante el Registro.

3.- Establecer mecanismos que permitan la adecuada coordinación y seguimiento sobre la actividad de mediación desarrollada en el ámbito de Canarias, incluyendo la obligación de informar sobre las mediaciones realizadas y/o memoria de actividades.

4.- Sin olvidar, por último, la singularidad de los supuestos de gratuidad de la mediación familiar, lo que determina una previsión específica sobre este procedimiento.

He de reconocer que al día de hoy no se ha alcanzado el objetivo esencial de consolidar en nuestra cultura la mediación, pero también es de resaltar que se han experimentado ciertos avances, primero a nivel autonómico y recientemente a nivel estatal. Y estos, a veces indecisos y otra confusos, primeros y tardíos pasos, van a generar, sin duda, en un futuro próximo la base firme sobre la que actuar para que ese fin último no quede en un mero proyecto fallido y se convierta en una solvente realidad. Por tal motivo, se deben potenciar los espacios comunes y abiertos donde los profesionales e interesados puedan reflexionar y aportar ideas. En nuestra Comunidad contamos con el Espacio Canario de Mediación creado en julio de 2012 y que recientemente, a finales de enero de 2014, se ha vinculado con esa gran y positiva iniciativa de la delegación española de GEMME que son los Puntos Neutros Pro Mediación.

Hay que seguir trabajando y no perder la ilusión.

Nuevo servicio de Mediación Intrajudicial Social en Barcelona

???????????????????????????????El pasado viernes dia 30 de mayo, tuvo lugar el acto de inauguración del nuevo servicio de Mediación Intrajudicial Social de Barcelona. Se celebró en el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada (CEFJE) de la Generalitat de Cataluña.

Esta es una iniciativa de GEMME que acogió con ilusión el Observatorio de Mediación de la Universidad de Barcelona y que con la aprobación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se pone ahora en marcha gracias a la participación de los jueces y secretarios de los juzgados de lo social de Barcelona.

El acto tuvo una aforo que superó las 100 personas previamente inscritas, con participantes de todos los sectores: la Juez decana de Barcelona, jueces de lo Social, secretarios judiciales y funcionarios de los Juzgados de lo Social, la Secretaria del Gobierno del TSJ, el Presidente de la Sala Social del TSJ y Magistrados de dicha Sala, Magistrados de otros órdenes jurisdiccionales y miembros de GEMME, la Directora General de Relaciones con la Administración de Justicia y la Asesora del Conseller de Justícia de la Generalitat, el Director del Centro de Estudios Juridicos de la Generalitat, la Directora del Centre de Mediació de Dret Privat de la Generalitat, la Secretaria General de Relaciones Laborales de la Generalitat y el Director General de Relaciones Laborales de la Generalitat, así como el Director de los Servicios Territoriales de Trabajo, la Directora del Máster de Mediacion de la UB, la Diputada del ICAB, responsable en Mediacion, Abogados del CEMICAB, el presidente de la comisión de mediacion del Consell d’Advocats de Catalunya, el Vicepresidente del Colegio de Graduados sociales de Barcelona, el Director de Relaciones laborales de Foment del Treball, el Director del Gabinete jurídico de CCOO y miembros de la asesoría de UGT, el Secretario de la Camara de Comercio de Barcelona, profesores de las Universidades de Barcelona y de la Jaume I de Castellón, mediadores, responsables de la Societat Catalana de mediació en Salut, miembros de la Escuela Universitaria de Enfermería de la UB, graduados sociales y abogados de los despachos ANTRAS, GARRIGUES, PwC, VALLBÉ, Col.lectiu Ronda, SCHNEIDER, VOSSELER, SAGARDOY, URÍA, PEDROLA, PIÑOL&LINDIN, ROCA JUNYENT, BAKER&MCKENZIE, FJM, PEDROSA LAGOS, entre otros.

 ( de derecha a izquierda): Sara Pose, Ana Carrascosa (Magistrada, Letrada responsable del Servicio de Mediación del CGPJ), Miguel Ángel Gimeno (Pres. TSJ Catalunya), Gloria Novel (Directora del Obsevatori de Mediació de la UB) y Misericordia García (Vicerrectora de la UB).

(De derecha a izquierda): Sara Pose, Ana Carrascosa (Magistrada, Letrada responsable del Servicio de Mediación del CGPJ), Miguel Ángel Gimeno (Pres. TSJ Catalunya), Gloria Novel (Directora del Obsevatori de Mediació de la UB) y Misericordia García (Vicerrectora de la UB).

En el coloquio que siguió a la ponencia de la Presidenta de GEMME y a la presentación detallada del proyecto por parte de la Coordinadora del mismo, de uno de los Secretarios Judiciales involucrados en el plan y de la coordinadora del equipo de mediadores, los asistentes participaron muy activamente. Se les propuso a todos formar un Foro de Debate que pudiera dar continuidad al intercambio de ideas y sirviera, a la vez, de ayuda al mismo proyecto. La aceptación de la idea fue mayoritaria y, bajo la dirección de la Coordinadora, se pondrá en marcha una próxima reunión con todos los interesados.

Presentación del Anuario de Mediación y Solución de Conflictos en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación

FOTO NOTA-DSC00361El pasado jueves 24 de abril tuvo lugar la presentación solemne del Anuario de Mediación y Solución de Conflictos al que asistió la Presidenta de GEMME, Maria Lourdes Arastey Sahún.

La mesa estuvo presidida por Don Carlos Rogel Vide, Catedrático de Derecho Civil de la Universidad Complutense de Madrid, quien puso de manifiesto la importancia creciente que va adquiriendo la mediación, que recupera, en buena medida, conceptos como la paz o la equidad presentes también en el Derecho Romano Justinianeo.

El Anuario de Mediación y Solución de Conflictos, ha sido editado por REUS y cuenta con un amplio grupo de expertos en su Consejo de Redacción y en su plantel de evaluadores externos. Esta generosa y nutrida colaboración de profesionales de prestigio avala la calidad y asegura la continuidad de la revista.

Tras la apertura del acto, correspondió el primer turno de palabra a la Excma. Sra. Dª María Lourdes Arastey Sahún, Magistrada del Tribunal Supremo y Presidenta de GEMME, quien destacó cómo, después de la entrada en vigor de la Ley 5/2012, la mediación ha dejado de ser una figura periférica al Derecho, cumpliendo además la importante función de replantear la aplicación de las normas desde una perspectiva social y transversal.

También los profesionales del derecho, especialmente los jueces y magistrados, son ya conscientes de las propiedades de la mediación como método más adecuado para resolver un gran número de disputas.

Intervino a continuación la Profª. Leticia García Villaluenga, de la UCM, codirectora del Anuario y Directora del Instituto Complutense de Mediación y Gestión de Conflictos (IMEDIA), quien, tras manifestar su agradecimiento a la editorial, al profesor Rogel y a la Magistrada Lourdes Arastey, mostró la ilusión por emprender un proyecto tan interesante y ambicioso como el que se propone la nueva revista. Revista necesaria tanto en el mundo académico como para los prácticos, que será abierta y viva como el propio objeto de sus contenidos. Asimismo, indicó que el Anuario traerá palabras de ciencia y de paz y favorecerá el diálogo interdisciplinar, dando mayor rigor a la metodología de la mediación. Cerró su intervención con estas hermosas palabras de Juan Sierra, palabrero wayuú de la Guajira: “Una palabra bien dicha desarma al enemigo, acerca al que se encuentra lejos, abre las puertas clausuradas, alegra al que está triste y apaga los incendios alevosos. En cambio cuando pronuncias una palabra altanera, las palomas se vuelven halcones, los ríos se salen de madre, los mares se enfurecen y hasta el problema más inútil adquiere de repente la fuerza suficiente para destruirte”.

A continuación, el Prof. Eduardo Vázquez de Castro, Codirector del Anuario y Director del Master en Mediación y Gestión de Conflictos de la Universidad de Cantabria, tras los correspondientes agradecimientos a quienes le antecedieron en el uso de la palabra, defendió la necesidad y oportunidad de una revista de las características del Anuario de Mediación y Solución de Conflictos. Una materia con una experiencia práctica y marco legal relativamente recientes, que se encuentra en constante evolución, requiere de un lugar común de referencia, serio y riguroso, que sirva para consolidar y avanzar el estado del arte o de la ciencia. La revista es multidisciplinar y tiene vocación de permanencia y de trascender más allá de nuestras fronteras para lo que se espera situarla entre los más altos índices de impacto.

Tanto los codirectores como la Secretaria de Redacción del Anuario, la Profª. Carmen Fernández Canales (Coordinadora del Master en Mediación y Gestión de Conflictos de la Universidad de Cantabria) insistieron en la necesidad de que surgiera una publicación periódica (la revista tiene una periodicidad semestral) con las características que avalan al Anuario: una aproximación a la mediación y otros métodos alternativos de solución de conflictos desde una perspectiva rigurosa, científica, interdisciplinar, teórico-práctica y abierta a la comunidad nacional e internacional. La Profª. Fernández Canales insistió, además, en la completa estructura del Anuario, que se desglosa en artículos doctrinales, novedades legislativas, jurisprudenciales y bibliográficas, crónicas de eventos de actualidad y un Practicum.

Tras la clausura del acto, se pusieron a disposición de los asistentes algunos ejemplares del Anuario, que suscitaron gran interés y elogiosos comentarios.