Eventos Mediación

In Memoriam: Manuel Miranda, apóstol de la Mediación

Conocí a Manolo Miranda cuando ambos sacamos las oposiciones a Fiscal. Hicimos muchas cosas juntos y él, en gran parte, tuvo la culpa de que me embarcara en el incipiente proyecto de GEMME España que hoy es una deslumbrante realidad. El perteneció al núcleo fundacional, a ese que Pascual Ortuño llamaba los apóstoles de la mediación, que pusieron en marcha nuestra asociación.  El pasado 29 de agosto mi compañero, mi amigo, mi hermano falleció tras una cruel enfermedad que nos privó de su mente despierta, su alegría contagiosa, su entrega a todo lo mejor que puede dar de sí el derecho.

Manuel creía en el derecho como un arma para crear mejores sociedades y en el Ministerio Fiscal y los Tribunales como un servicio publico destinado a proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos y a remover los obstáculos que creaban las diferencias sociales y las desigualdades. Ambos creíamos que las garantías eran necesarias para limitar el poder de la violencia estatal. Creiamos en la cultura de paz que trae consigo la mediación y otras alternativas a la fuerza para la resolución de conflictos. Y eso, con otras muchas cosas, nos unía profundamente.

Pero Manuel no solo era un gran jurista. Era una persona alegre. Un ciudadano del mundo para el que no existían fronteras. Un mundo abierto en el que desparramó su sabiduría. A lo largo de treinta años compartimos muchos proyectos. GEMME solo fue uno de ellos. Proyectos dirigidos a hacer una mejor justicia más próxima a los ciudadanos Y compartimos muchas vivencias, muchos momentos de ocio y muchas conversaciones sobre como lograr un mundo mejor.

Hoy podemos pensar que Manolo se ha ido, pero sigue aquí con su mirada profunda. Sigue reflexionando sobre como utilizar el derecho para abrir las alamedas por donde pase el hombre libre. Sigue creyendo en nuevas formas de humanizar la justicia y su firma estará como una promesa en el acta en que GEMME España se puso en marcha.

Adiós compañero, seguro que eres capaz de mediar en los conflictos de las estrellas.

Cristóbal Fábrega Ruiz, Miembro de GEMME

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *