I Jornada Málaga Mediando: Potenciar la Mediación desde los colegios profesionales

El pasado 9 de noviembre de 2023 tuvo lugar la I Jornada de Mediación "Málaga Mediando" que organizaba el Ilustre Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental (COPAQ) en su sede de Málaga. En representación de GEMME España asistió la vocal M Ángeles Peña Yáñez, quien participó en la mesa redonda: "Abordaje de la Mediación desde los Colegios Profesionales. Planteamiento de necesidades reales y colaboración entre colegios profesionales”

A continuación se incluye el resumen de su intervención en la mesa, en la que también participaron José Miguel Carrasco (Colegio de Enfermería Málaga) y Juan Ignacio Acuñas (Responsable centro de Mediación Ilustre Colegio Abogados Málaga).

"Que estemos los colegios profesionales hoy juntos, unidos es un momento donde podemos pasar de mitos a retos respecto a la mediación. Es muy positivo e importante conseguir que a lo largo de la jornada entre todos compartamos ideas, reflexiones, experiencias e incluso podamos establecer criterios compartidos en un código, decálogo de buenas prácticas intercolegiales respecto a la mediación.

Quiero mencionar el Proyecto de Ley de Eficiencia Procesal, PLEP, que esperamos sea retomado a la mayor brevedad, Ley necesaria cuya promulgación, se apremia desde Europa. Comprender los MASC que sustentarían el Sistema Multipuertas de la Justicia Española, es primordial para los colegios profesionales que tenemos algo que decir y compartimos la visión y el campo de la gestión de conflictos, para que el conflicto vaya por caminos distintos a los judiciales.

Comparto el criterio de GEMME España defendiendo “Que la cultura del diálogo se imponga como método de solución de conflictos frente a la cultura del enfrentamiento no es sólo un deseo, es una realidad que va creciendo y juntos la haremos cada vez más grande”.

¿Cómo me siento hoy, ¿Psicóloga?, ¿Mediadora?, ¿Psicóloga y Mediadora? ¿Psicóloga- Mediadora?. Psicóloga o mediadora, ¿hay que elegir?
La mediación es un campo vivo “está de moda” y debemos pasar a que sea un “modo” del profesional en la gestión pacifica de conflictos. Lo importante no es de dónde vienes (profesión), sino a dónde vas (como mediador) y esa perspectiva desde los diferentes colegios profesionales no necesita suplantar competencias ni establecer competiciones.

La “gorrilla” del profesional de la mediación tiene que ser clara y transparente para que nuestra profesión no interfiera en la labor como persona mediadora; aunque se comparten herramientas, a veces estrategias comunes y/o diferentes que tenemos interiorizadas debemos cuidar la “mochila de procedencia” para que no haya interferencias ni entremos en un conflicto de lealtad entre las profesiones. Somos responsables de nuestros pensamientos, emociones y comportamientos; la mejor herramienta es uno mismo, siendo importante saber y conocer cuáles son mis límites, independientemente de la profesión de origen. Como defiende GEMME España, la especialización y la formación son el camino y el puente real de capacitación y competencia profesional adecuada.  

Voy a hacer seis reflexiones:

1ª Reflexión - Rompiendo mitos e ideas erróneas: todos somos necesarios, no somos competidores. La gorrilla profesional que lleva de base cada persona mediadora hace años se priorizaba y se veía de forma competitiva o de lucha por ser propietaria de la mediación y es un craso error. Tampoco está ya la idea de que se quitan parcelas de trabajo a nadie, ni sustituye profesiones. Cuando hay miedos y reservas en profesionales son indicadores de falta información, de desconocimiento de lo que es mediación, de parcialidad, intrusismo profesional, rechazos corporativos, miedo a perder clientes, falta de formación y habilidad, ignorancia y prejuicios de lo que no se conoce.

2ª Reflexión - De fanático a profesional de la mediación: marco ético en mediación, !Qué responsabilidad tan grande el ejercer como mediador!. ¡Impone respeto¡ Desde el colegio profesional se debe plantear a los colegiados cómo actuar con honestidad y eficacia en un "terreno creativo" como es la mediación. Crear no es improvisar sobre la marcha porque hay una preparación y planificación previa. Crear no es inventar, es tener agilidad mental, no estar invadido por las emociones propias o ajenas, estar disponible, saber manejar la información. Crear no es que las partes hagan lo que nosotros digamos. De lo que se trata es de innovar siendo realista como agentes de la realidad y tener claro qué es la mediación.
El colegio debe mirar hacia dentro y saber identificar y conocer el Marco ético de sus profesionales como personas mediadoras para dejar el “traje”. Si queremos pasar de ser “fanáticos” de la mediación a orientarnos profesionalmente a la mediación debemos revisar obviedades: entender que somos un “personaje secundario” y que el proceso gravita alrededor de los protagonistas, saber “para que” lo hacemos.
Se trata de mirar hacia dentro y saber identificarnos, encontrarnos con nuestro "yo profesional" y nuestro "yo mediador" y evidentemente saber diferenciarlos y eso es trabajar con honestidad y eficacia.
Se trata de preguntarnos:
• ¿Qué soy? Salir del “traje personal y profesional, trabajar sin influencias (mediador)
• ¿Qué quiero? Debo identificar mis deseos como mediador.(¿busco trabajo, ayudo de gente, desarrollo una profesión?...)
• ¿Qué tengo? Debo conocer mis recursos reales ¿Estoy suficientemente formado?
• ¿Dónde estoy? Conocer mi situación personal, mis limitaciones, mi potencial y posibilidades de mejorar
• ¿Cómo puedo utilizar lo que tengo para conseguir lo que quiero?
• ¿Qué pasara en la puesta en práctica?
• ¿Cuál es mi responsabilidad?
• ¿Cómo puedo mejorar?

3ª Reflexión - La necesidad de formación continua y necesidad de especialización. Como mediador hay que capacitarse, con letras mayúsculas. Ser y estar como mediador es un compromiso de aptitud, actitud, aprendizaje desde la formación que va más allá de lo que la ley exige. No vale un “mediador para todo”, eso no ayuda a promocionar la mediación, dificultamos su difusión e interferimos en la proyección social de la mediación entorpeciendo que la mediación evolucione.
Los colegios profesionales deben ser garantes en afianzar y asentar criterios de eficacia y eficiencia, poder innovar y colaborar en el desarrollo y promoción real de la mediación a través de la formación. No me refiero a especialización por colegios profesionales sino especialización de los profesionales en todos los colegios profesionales

4ª Reflexión - El colegio profesional tiene que estar al día, con y por la mediación. Asegurar y apoyar a los colegiad@s para que tengan la competencia con una diversidad formativa y especialización de fácil acceso y la formación debería intercambiarse en los colegios profesionales facilitando de forma abierta su acceso entre colegios. El colegio debe velar para que los cursos de formación en mediación no sean un reclamo publicitario, una moda (diseño de marketing de programas innovadores), oportunidad para ganar dinero, una llamada ante la crisis.

5ª Reflexión - Tod@s somos embajadores de la mediación. El presente es futuro y también está en nuestras manos. Existen innumerables oportunidades y campos para la mediación y desde todos los colegios profesionales se puede dignificar la mediación, promoverla y promocionarla, siendo un beneficio para la sociedad y para la ciudadanía. Difundirla surge de la confianza en la capacitación de la persona mediadora en cuanto a “aptitud” (trabajar la habilitación y capacitación), “actitud” (ser y estar: ser honesto y hacerlo bien) “formación y especialización” (no pensar que con nuestra profesión ya mediamos, “lo venimos haciendo toda la vida”) y siempre velando por la calidad de la mediación.

6ª Reflexión - La mediación, No es una panacea. Ni la llave maestra que abre todas las puertas, ni una droga que hace que la gente se convierta en razonable, no es magia, ni un proceso que apela a que las personas sean buenas. A la vez es una droga porque engancha, es magia porque envuelve a las partes y las transforma. Donde no había relación hay cooperación y compromiso, Es un proceso y tiene efectos terapéuticos, mira al futuro, abriendo un puente tiempo- espacio- persona.

Para finalizar decir que es importante pasar de mitos a retos colaborativos entre colegios profesionales, poniendo la mirada en la calidad de la mediación a través de la formación y especialización. Entre todos hagamos de la mediación más que una moda, hagamos un modo de intervención profesional."

 

¿Te ha resultado interesante esta información? Sigue el blog de Mediación es Justicia por email.

Si quieres recibir un email cuando publiquemos una nueva noticia, deja tu correo electrónico a continuación.

Únete a otros 1.471 suscriptores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *