Entrevistas a VIMs

Daniela Patricia Almirón: “La mediación es una forma de estar en el mundo”

Daniela Patricia Almirón (Abogada, Mediadora y Docente) es nuestra Very Important Mediator (VIM) de marzo. 

A continuación reproducimos la interesante charla que hemos tenido la suerte de disfrutar con esta abogada argentina que hace casi 3 décadas descubrió la mediación y desde entonces, ha sido para ella una historia sin fin.

 

La mediación es una forma de estar en el mundo.

Vivimos en un universo extraño y maravilloso. Se necesita una extraordinaria imaginación para apreciar su edad, tamaño, violencia, e incluso su belleza. Podría parecer que el lugar que ocupamos los humanos en este vasto cosmos es insignificante; quizá por ello tratamos de encontrarle un sentido de ver cómo encajamos en él.” Stephen Hawking

 

1.- ¿Cuándo y cómo fue su primer contacto con la mediación?
Soy argentina, en mi país la primera normativa nacional de mediación data del año 1992, breve tiempo después, comenzó a aplicarse en el ámbito de lo que es hoy la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El desarrollo en el resto del país, las 23 provincias que lo componen, fue progresivo. En el año 2002 me encontraba radicada en la Patagonia Argentina, en la provincia del Chubut, en la ciudad de Trelew, a 1400 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En ese año se sancionó la ley XIII 13 de Mediación en la provincia del Chubut. En ese entonces trabajaba en mi profesión de abogada de manera independiente. En el año 2003 el Centro de Mediación de la Universidad Maimónides, promovió la formación en Mediación, tal como lo regulaba el Ministerio de Justicia de la Nación. Sin dudarlo me anoté para cumplir con esta formación, y fue el comienzo de una historia sin fin. Durante 13 años he sido responsable de una Servicio de Mediación del Poder Judicial en la ciudad de Puerto Madryn.
Esta formación sin duda, me abrió muchas puertas, internas como persona y las puertas del Registro de Mediación en la provincia del Chubut para poder desarrollar esta profesión.

2.- ¿Qué es lo que le interesó de la mediación para especializarse profesionalmente en este ámbito?
Durante diez años ejercí como abogada litigante, en diversas materias como familia, civil y comercial, consumo, administrativo, penal, laboral. Si bien naturalmente tenía una tendencia y la practicaba de ayudar a negociar a mis clientes una mejor solución. No obstante, en el ejercicio litigante en los juzgados, advertía que los resultados jurisdiccionales, aún “ganando” no satisfacía a las personas. La formación como mediadora, me mostró que era posible otra manera de gestionar desde la abogacía el asesoramiento a quienes me buscaban como profesional del derecho, una mejor comprensión de sus problemáticas, y una colaboración de mejor calidad reflexiva. Al comenzar a trabajar además como mediadora, el campo de análisis y satisfacción de las ciudadanas y ciudadanos que abordaba y el mío propio se ampliaba exponencialmente. Formarme como mediadora y continuar capacitándome, me ha brindado mejores herramientas comunicacionales para mi vida personal ineludiblemente. Estas herramientas y habilidades, como el análisis del conflicto, puesto en una mesa de mediación, dimensiona en una calidad de abordaje que tiene un efecto inmediato.

3.- Desde su punto de vista, ¿Cómo ha evolucionado la mediación desde ese momento hasta ahora? ¿Cuáles han sido los vectores fundamentales de esta evolución?
La evolución de la mediación a nivel micro y macro ha sido de crecimiento, tanto de conocer por la comunidad esta modalidad de abordaje y solución de conflictos, como de potenciar su calidad. Este crecimiento, dado los diferentes contextos socio económico culturales geográficos y jurídicos, depende justamente de la influencia de estos factores. El reconocimiento de la mediación como una forma de solución de conflictos desde los organismos supranacionales ONU, UE, como obligación de darla a conocer para que la ciudadanía pueda optar por esta forma de resolver sus problemas. Se conjugan las políticas estatales de implementación como los emprendimientos privados a la luz de las normativas que lo permiten. El avance y crecimiento considero que se evidencia en las especialidades. Desde la negociación misma de la Escuela de Harvard a la actualidad. Considero indiscutible la aplicación de la mediación en su formato original, tanto como las herramientas del profesional de la mediación capacitado para otras maneras de intervención: facilitación, negociación, coordinación de equipos y tareas, tercero neutral, integrador inter y multicultural, por dar algunos ejemplos. La mediación desde las relaciones interpersonales a los vínculos macro, de lo privado a los conflictos públicos. La mediación en salud, en consumo, en el comercio, en la comunidad y la vecindad en sus diversas gamas, en el ámbito penal con aplicación de la Justicia Restaurativa. En el ámbito escolar con diferentes operadores adultos del sistema, y principalmente con los estudiantes desde los primeros años, con resultados multiplicadores hacia el futuro. En el ámbito universitario, para cuestiones intra organizacionales y como espacios hacia afuera. En el ámbito laboral de colaborar en mejores acuerdos satisfactorios para ambas partes. El corolario en la actualidad, es la mediación a la luz de las nuevas tecnologías. La mediación on line y la mediación a distancia como forma de salvar periplos geográficos. La mediación es en consecuencia acceso a la justicia en términos del acceso de la ciudadanía al Poder Judicial cuando la mediación se encuentra en ese organismo, significando brindar una mejor calidad de justicia. Significa también acceso a justicia, en términos de la construcción de soluciones sentidas como justas por las partes intervinientes.

4.- ¿Qué diferencias principales existen entre la mediación en Argentina y España?
La diferente división política de ambas naciones, establece un primer factor de diferenciación en cuanto al dictado de las normas pertinentes de marco, desenvolvimiento e instauración de la mediación.
Por una parte, distinguir que el Derecho de fondo/sustancial en la República Argentina, es dictado por el Congreso de la Nación. El derecho de forma/procesal es facultad de las provincias, no delegado a la Nación.
Mediación es una cuestión de forma, en cuanto al proceso y procedimiento en mediación. Por tanto, cada provincia en Argentina lo ha regulado, dictando normas por las legislaturas provinciales, de acuerdo al contexto socio económico cultural presupuestario de cada una. También de acuerdo a las políticas institucionales que tomaron bajo su órbita esta institución.
La regulación de la mediación como proceso, ámbitos de aplicación, pertenencias institucionales, formación y capacitación, considero que son las diferencias principales.
Luego el contexto geográfico y cultural, en cuanto a la extensión de la República Argentina con una superficie de 2.780.400 km2, con una extensión lineal desde la Quiaca el punto más extremo al norte, hasta Ushuaia la ciudad más austral de 4.348,5 km, implican un desarrollo signado por estos datos. La población conformada con descendientes de pueblos originarios y descendientes de las diferentes corrientes migratorias de Europa, que le dan características propias y singulares. Frente a España con una superficie de 505.990 km2. y su propia historia de conformación de la población y su propia multiculturalidad.

5.- ¿Nos puede contar una historia de éxito que haya vivido en primera persona?
Quienes trabajamos en mediación consideramos que cuando las personas acceden al espacio de mediación y mantienen al menos una primera entrevista con un mediador/a, es un primer paso de éxito. Una persona que acepta que lo escuchen y escuchar, sin juzgamientos y con voluntad de colaborar, comprobado está que modifica su percepción del conflicto y de la persona con quien necesita solucionarlo.
Me aparecen sin duda rostros, nombres, miradas, de éxito. Éxito por sus sonrisas, por su agradecimiento, por el regresar a pedir mediación por otro tema y por recomendar la mediación a sus allegados.
Hay una familia en particular que evoco en esta oportunidad. Familia a quienes llamaré con nombres diferentes a los reales, en resguardo de la confidencialidad. Una pareja separada de hacía tres años al momento de aceptar el proceso de mediación.
Éste comenzó por pedido de intervención de una Jueza de Familia, y ante una situación sobreviniente de diferencias entre una de las hijas y su padre.
Roberto y Gabriela, los padres, de 40 años de edad ambos. Romina y Lucía, de 14 y 17 años respectivamente.
El proceso se inició con la comunicación desde el Servicio de Mediación con Roberto quien había tenido una discusión con Lucía quien vivía con él. Lucía se trasladó a la casa de su madre, sin comunicarse más con su padre.
La mediación se desarrolló en los encuentros que detallo en esta primera etapa. Entrevistas iniciales individuales con los padres, y con las adolescentes con autorización de sus padres. Una reunión conjunta con Roberto y Gabriela, una individual con cada uno, una conjunta con las adolescentes y una conjunta de padres e hijas. Estas reuniones permitieron reformular la relación de ambos padres entre sí y con sus hijas, de las adolescentes entre sí y con sus padres. Reformulación que incluyó conocer y aceptar el desenvolvimiento escolar de las hijas, la actividad musical que comenzó a desenvolver Lucía, una nueva dinámica familiar en cuánto al vínculo de ambas hijas y sus padres. Lo más sustancial fue que ante una situación de salud grave de Gabriela, la mediación permitió hablar sobre ello y organizar el futuro inmediato ante el tratamiento que debía realizar. También y sustancialmente, permitió hablar sobre la enfermedad, los fantasmas en cuanto a los riesgos y acordar avanzar con un diálogo abierto y franco en el futuro.
Se me aparecen historias de acuerdos entre vecinos y entre comunidades vecinales, que cambiaron las relaciones y por tanto mejoraron la vida conjunto de un barrio.
Tengo en el haber como mediadora muchas historias como estas, y algunas también en las que no arribaron a un acuerdo, y pese a ello agradecían el espacio y el trato recibido. La oportunidad de ser escuchados.

6.- ¿Cómo le gustaría ver la mediación en el futuro?
Me gustaría que fuese una verdadera primera opción de gestión de conflictos en todos los ámbitos. Que el diálogo conducido, inclusivo de las partes, de sus letrados, de todos aquellos que son útiles para construir soluciones sentidas justas por cada uno, fuera la primera opción adecuada de gestión.
Que quienes tienen pruritos, prejuicios y perjuicios, temores o dudas, los despejaran, aliviaran y despojados de ello, se animaran a la experiencia de un proceso de mediación. Los efectos son multiplicadores sin duda alguna.

7.- ¿Qué sería necesario para hacer ese futuro realidad?
Creo que es ineludible continuar trabajando incansablemente en la difusión.
Principalmente es sustancial no solo la decisión de política institucional de aplicación de la mediación, sino su sostenimiento en el futuro. Que estas políticas continúen en el tiempo, si se interrumpen por cambios de políticas, o por cuestiones presupuestarias, los únicos perjudicados son las ciudadanas y ciudadanos, y en definitiva la comunidad toda. Si verdaderamente queremos comunidades pacíficas y pacificadas, y sus miembros con oportunidad de concretarlo, no solo hay que proclamarlo, sino aplicarlo. Esta aplicación debe ser permanente y de crecimiento y de proyección, no de meseta y retroceso.

 

Daniela Patricia Almirón. Abogada, Mediadora y Docente. Breve historial profesional

Abogada por la Universidad Católica de Cuyo. Mediadora por el Centro de Mediación de la Universidad Maimónides. Directora Ejecutiva CIEDEPAS Centro Internacional de Estudios sobre Democracia y Paz Social, Embajada de Paz Bandera de Röerich. Mediadora especializada en Retención ilegal de menores por MiKK. Oradora TEDx Puerto Madryn. Docente MEDIANTE y ODRLatinoamerica, entidades capacitadoras del MJDDH de Argentina, Universidad de La Punta. Integrante de la Red Federal de Mediadoras con Perspectiva de Género Resol. 1325 ONU, de Argentina. Asociada a Asociación de Mujeres Jueces de Argentina. Asociada a GEMME Grupo Europeo de Magistrados por la Mediación. Publicaciones y colaboradora de medios gráficos. Publicaciones: Por Ed. Remitente Patagonia, Mediación en lo Público, acceso a Justicia. Mediación la elección de Dialogar, La vida puede estar en un tango, Enamorarse en tiempos postmodernos, Todo es circular en el universo. Por Fundación Editora Notarial, Mediación en el mundo, relatos de casos reales de mediación. Por ERREIUS coordinadora, La mediación a luz de las nuevas tecnologías. Por Astrea en colaboración, Medición comunitaria, voces y sentires. Por Zona editorial, Mediación comunitaria. Publicaciones en revistas especializadas y la web.

¿Te ha resultado interesante esta información? Sigue el blog de Mediación es Justicia por email.

Si quieres recibir un email cuando publiquemos una nueva noticia, deja tu correo electrónico a continuación.

Únete a otros 600 suscriptores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *